jueves, 22 de diciembre de 2011

Hazlo.

Desde hace algunos meses tengo una misión. Y en esta oportunidad intento cumplirla de otra manera.

Seguramente se han dado cuenta de que hay temas que se ponen, por decirlo de alguna manera, de moda. Al parecer no nos acordamos de ciertas realidades hasta que alguien muy cercano o famoso las vive. Entonces es cuando se habla de ello.

De cualquier forma, hablar sobre situaciones a las que todos estamos expuestos, es bueno. Más allá de hablar, es importante hacer lo que podamos para evitarlas.

Un día quise hacerme un eco mamario. Los doctores me decían que no era necesario, pero yo igual me lo hice. Me encontraron una formación del lado derecho. Ese mismo día me hicieron una mamografía y una biopsia. En la espera pensé que nada podía estar mal, pero en el fondo había algo de susto. Finalmente, todo estuvo bien. No era nada malo. Respiré.

Si tienes menos de 30 años, hazte un eco mamario. Si tienes más de 30, hazte la mamografía. No dejes que te digan que eres demasiado joven. Hazlo.

A continuación cifras del National Cancer Institute en donde se hace una proyección de las probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

Fuente: cancer.gov

A woman’s chance of being diagnosed with breast cancer is:
  • from age 30 through age 39 . . . . . . 0.43 percent (often expressed as "1 in 233")
  • from age 40 through age 49 . . . . . . 1.45 percent (often expressed as "1 in 69")
  • from age 50 through age 59 . . . . . . 2.38 percent (often expressed as "1 in 42")
  • from age 60 through age 69 . . . . . . 3.45 percent (often expressed as "1 in 29")

Una mujer de 30 a 39 años tiene una probabilidad de 0.43% de ser diagnosticada con cáncer de seno, y 12,3% de que en algún momento de su vida padezca esta enfermedad.

Una mujer de 50 a 59 años tiene una probabilidad de 2.38% de sufrir la enfermedad, y un 10,93% de que en algún momento de su vida se la diagnostiquen.

Los números cada vez tocan a mujeres más y más jóvenes. Quizás uno los lee y se sienten como eso, números. Algo tan impersonal, tan sin nombre. Hasta que uno de esos números tiene rostro familiar. Entonces no se siente igual.

Ve al ginecólogo. Hazte un eco mamario. Hazte la mamografía. No esperes más.

Hazlo.


martes, 15 de marzo de 2011

San Francisco...

I miss you so, so, so badly.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Todo cambia.

Que todo cambia. Que me fui y regresé. Que soy una malagradecida con mi blog, que lo olvidé, a pesar de todo lo que él a hecho por mí. Que volví y que todo cambia. Así.

Que estoy casada y eso me sorprende cada día. Siento que vivo con mi novio, un novio con quien me muero de risa todos los días, un novio con quien salgo a derretirme en las calles de New York, un novio con quien como en restaurantes italianos, un novio con quien tomo vino, un novio a quien le doy hollywood kisses en el medio de la calle con un saxofón de fondo, un novio con quien salgo a correr, un novio que me abraza todas las noches y así se queda dormido. Yo estaré casada, pero sigo teniendo un novio.

No me siento señora. Gracias a Dios no me siento señora. Estoy en una categoría un tanto extraña: soy una chama casada que sigue odiando a las tipas que piensan que si no se casan, no tendrán vida. Sigo odiando a las tipas que piensan que porque ya se casaron no tienen que estudiar más, no tienen que preocuparse por verse bien, o que ya no tienen que utilizar el cerebro (si es que alguna vez lo tuvieron).

Extraño a San Francisco. Viví ahí por tres años y extraño sus calles, su todo. Pero no me quejo. Me mudé de costa. Hice un viaje cross-country maravilloso con mi esposo. Manejamos por cinco días. Y ahora escribo desde el otro lado. Escribo desde New York. Como dije, todo cambia.

Ayer en la noche llegué a la casa y el correo había llegado. Había un sobre para mí. Lo abrí y vi ahí el producto de tres años de dedicación y trabajo. Lo vi y pensé: no me voy a montar unos cocos, ni a acostarme con nadie para conseguir lo que quiero.

sábado, 1 de mayo de 2010

sábado, 3 de abril de 2010

Full Disclosure.

There are three things that I loathe: lies, betrayal and nosy people.

I love it when you call me when I least expect it.

Since you left, I’ve been craving chocolate at 11 pm every night. I indulge myself, but I’m way more self-indulgent with you.

There are things that I do not want to know. But when I ask you, tell me.

I blush easily from wine and sex. But I’ll always say it’s the wine.

I have dark circles and I don’t cover them. I prefer the dark circles rather than the wrinkles that come with make-up.

Every time I read her, I’m amazed at how brainless a person can be.

It’s not easy, but I’m trying to stand on your feet before I go berserk.

You wouldn’t believe how easy you could give me butterflies.

I don’t care what you did in the past. But I do care.

Sometimes when I say “no”, I mean “yes".

I could easily pass for sober when I’m drunk.

Lately, I’ve been compulsively changing my nail polish. So what?

If you don’t mean it, don’t say it.

I’m so proud I don’t have expression lines. I guess using face creams since 15, is having a payoff.

I’ve never been afraid of either being alone or in a relationship.

I’ve never been afraid of using words.

I’ve never been the kind of person who chooses euphemisms to massage reality. A whore is a whore.

I strongly believe that when you brag about something, you lack exactly what you boast about.

I might tell you a story that has been told before, but nobody will ever do it like me.

If you did it and enjoyed it, take responsibility for your actions. Only a coward would hide behind what is socially expected. Oh, sorry, you’re right, you’re a coward.

Magic will happen when you’re not even trying. And so, the butterfly landed on her shoe.

He told me the unspeakable, everybody was looking and I loved it.

I’m stubborn. I’m stubborn. I’m stubborn. I’m stubborn.

I really don’t want to pick a fight. I’m just complex. My hair is curly, and your girl is lovely, Hubble.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Si sigo escuchando noticias e historias de hombres montando cachos, voy a empezar a matar.